La pobreza argentina, al mismo nivel que Nigeria, Afganistán, Liberia, Bolivia y Uganda

camberiu

Registered
La pobreza argentina, al mismo nivel que Nigeria, Afganistán, Liberia, Bolivia y Uganda
abril 5, 2021


Los últimos números reportados sobre la pobreza argentina dejaron cola. El nivel de vida de las poblaciones con menores recursos del país ya se iguala a naciones históricamente pobres. Inclusive, con Liberia, que hoy se encuentra en una fase de transición a la democracia luego de una guerra civil.

Según el Banco Mundial, en el mundo hay 5 países con más del 70% de su población por debajo de la línea de pobreza. Esta se lista se compone de naciones, hasta el momento, lejanas a la Argentina, tales como Venezuela, Somalia, Corea del Norte, Burundi y la República Centro-Africana.

En la misma línea, el ente detalla que entre el 50 y 70% de pobres, existen 7 países que cumplen con las condiciones. Estos son el Congo, Yemen, Madagascar, Guinea Bissau, Mozambique, Malawi y Sierra Leona. Desde la óptica argentina, absolutamente inalcanzables.

Sin embargo, el país no se encuentra tan lejos de estas cifras. Según el mismo informe del Banco Mundial, Argentina integra un grupo de países en los que la pobreza se encuentra entre el 30 y 50% de su población. Sin ir más lejos, el gobierno de Alberto Fernández presentó post 2020 un 42% de la población por debajo de la línea de pobreza. Y se ubica junto a Nigeria, Afganistán, Liberia, Bolivia, Colombia y Uganda

Durante el año pandémico, Argentina sufrió de gran manera la extensa cuarentena y la fuerte inflación producto de la alta emisión de pesos. Gráficamente, la clase media (compuesta por la clase media baja y la clase media alta) pasó de ser el 45% de la población argentina al 32%. Colateralmente, la clase baja (compuesta por la clase baja extrema y la clase baja) aumentó en el mismo lapso del 50% al 64%.

Mientras el empleo real se redujo y los empleados ocasionales, llamados vulgarmente “changarines”, casi desaparecieron, el gobierno buscó mediante transferencias sostener a las distintas porciones de la población que quedaron desamparadas. No obstante, proyectos como el IFE vieron su punto final en las últimas semanas y se convirtieron en menos liquidez para las clases bajas.
 
Top